miércoles, 29 de julio de 2009

Sorpresa Virtual

A veces me la paso tiempo completo en mi casa observando blogs. Miro las fotografías y analizo su diseño mientras contemplo nuevos creadores que, a veces, son niños de 9, 12 y 13 años escribiendo acerca de moda, cine, nuevas tendencias etc. Hay niñas tan pero tan pilas ¡apenas unas bebés!, como si ya no vinieran con el pan bajo el brazo, mas bien vienen con la laptop bajo el brazo.

En esto de postear, de hacer fotografía, de escribir, de hacer poesía, el arte, la pintura, dibujo, está todo al alcance de uno y hay muchísimo que ver.

Malaaaaaya! en mis tiempos mozos existiera tanta herramienta, tanta cosa, y tanta información para poder diversificarte; lo divertido del asunto es que los que diseñaron, fotografiaron, pintaron en otra generación tenían recursos limitados y sus obras fueron inmortales. Eso es mucho mérito. Ahora se puede sacar ideas de todas partes.

Recuerdo que todos mis trabajos del colegio, incluso los universitarios los hice a máquina de escribir, investigando en bibliotecas, en grandes libros de nunca acabar que ahora pasaron a la historia con hacer un click.

Esto en parte les da a los artistas de la nueva generación una única preocupación: la competencia. Aunque cuando se trae el arte en la sangre no importa nada . Aunque en creatividad las opciones son infinitas.

Bueno, a ver que nuevo blog me sorprende, seguiré navegando y enterándome de cosas que jamás sabría de no ser por el SEÑOR INTERNET. Aunque me doy a mí misma una sabia recomendación: Jamás creer en todo lo que leo mientras no lo compruebe, tener mucho criterio, siempre tener mi propia opinión.

2 comentarios:

alejandro marré dijo...

Navegamos en una suerte de aleph, en esa caja de pandoras de la cibercúpula. Y a nosotros también nos navegan, quizás extrateterrestres amigos de Bill Gates. Estudian nuestros movimientos, nuestros estados de ánimo, eso que posteamos en el facebook, en el twitter, en los blogs. Esa válvula egocósmica y virtual por donde nos miramos sin vernos, por donde nos hablamos sin hablarnos. En donde somos relativamente libres, y sobre todo en donde conectamos con otras almas, que al final del día podrían pensar: "No estamos solos, hay otros locos que tienen ideas similares". A mi me gustan sus posts, porque están llenos de usted, están llenos de esa magia que sale de usted, y eso es verdaderamente sublime.

Seletenango dijo...

Hayyyyyyyy patojón! ;P