jueves, 25 de septiembre de 2008

El LLAVERO-APALEADOR


Está cansado de perder sus llaves por doquier, de buscar en su bolsa y tardarse hooooras ante la puerta sin que nadie le pueda ayudar?, de compartir una llave maestra con sus compañeros y que tooodos la pierdan?

No se preocupe más, a continuación les presentamos un producto, ideado específicamente para estos problemas. Diseñado por compañeros de trabajo, ante el despiste de perder toooodo en la oficina, su tamaño hace sus llaves visibles, su diseño hergonómico permite una máxima seguridad en cuanto a la integridad de la persona que la utiliza, lo que le dá un plus.

Puede ser útil en: camionetas, callejones, zonas peligrosas, para las transacciones bancarias (lo único es que si su atacante lleva pistola ya no nos hacemos responsables) pero un su buen palazo antes de morir uno sí recibirán, para romper piñatas en fiestas de cumpleaños y para salvaguardar sus llaves.

Es el único, inigualable, ecológico... "LLAVERO APALEADOR", un diseño made in Guatemala, un llavero que puede salvarle la vida. Además contribuye con el ambiente al ser de material reciclado: antes era escoba, ahora es llavero.

No deje pasar esta oportunidad, sea original y lleve su llavero patentado. Este producto NO SE VENDE EN TIENDAS.

Pedidos: en 1-111-11coments.

6 comentarios:

Abril dijo...

me gusto!

el VERDE !!! dijo...

genial !!! Lo q más me gusta es el color, me llevo 2, no sea q pierda uno, jajaja.

alejandro marré dijo...

yo tambien quiero un choripan por favor! Qué buen producto! Y donde lo consigo? Se vende por mayor?
tiene garantía? Compro patente!

Seletenango dijo...

Alejandro: fue hecho por manos artesanas! con mucho cariño...y unos polvitos de amorrrr...jajajajaj la patente es cara...muuuuuy cara! cuánnto quiere dar?

Verde: que descaro que se te pierda uno mano, si con eso en la bolsa y de espaldas te confunden con la muni.

Abril: que bueno! aquí pensamos en productos para chapines, por chapines...

jorge linares dijo...

Tú si sabes de marketing

André dijo...

Jajaja, que cague de risa!